El acuerdo de precios al público no afectará al mercado

El acuerdo de precios al público no afectará al mercado

El lunes se firmó, entre el gobierno nacional y cámaras de la industria frigorífica y de los supermercados, un entendimiento por el que ciertos cortes llegarán al mostrador, durante febrero y marzo, a precios más bajos que los que habían escalado entre octubre y ahora.

Dichos cortes estarán disponibles en carnicerías y en supermercados. Con respecto a las carnicerías, si bien el acuerdo no es claro en este punto como lo fue el similar que se labró en diciembre, con vigencia para las Fiestas, hay que suponer que sólo llegarán a los locales integrados de los frigoríficos, que no serán muchos más que una centena. Por su parte, los supermercados se obligan a tener estas ofertas los miércoles y los fines de semana (excepto el último de cada mes).

El gobierno estima en 1.600 el número de puntos de venta en los que se podrá conseguir esta oferta. Los frigoríficos se comprometieron a canalizar 3 mil toneladas por mes a este fin y los supermercados ofrecieron el mismo volumen.

El análisis numérico indica que esta movida no podrá afectar al mercado de carne ni al de hacienda. Se trata de un volumen que equivale a 4-5 puntos del mercado total y que se conseguirá en una proporción similar de todos los locales que venden carne que hay en el país. Se manifestó la intención de revisarlo y continuarlo a lo largo del año.

Queda bastante claro el incentivo que tuvieron las partes en suscribir el convenio. Al gobierno le sirve para hacer ruido y a la industria exportadora para intentar alejar cualquier fantasma de nuevas restricciones para vender al exterior, en una coyuntura de precios alcistas de la que nadie es responsable (ni lo podría ser): es el mercado. No son tan claros los incentivos para supermercados y frigoríficos consumeros, más allá del de acompañar y no ser vistos como obstáculo. Parece demasiado despliegue para logros tan escasos y efímeros.

Pero vale la pena una aclaración. La falta de resultados que prevemos no se debe a alguna impericia de las partes. Responde a que a un mercado tan atomizado, abierto y competitivo como el de carne vacuna no se lo puede regular con acuerdos de cúpula, que no podrían durar mucho como ya se ha visto en repetidas ocasiones.

Miguel Gorelik
Director de Valor Carne

Compartir