LAS EXPORTACIONES DE CARNE VACUNA CRECIERON UN 11% EN 2020, PERO EL CONSUMO INTERNO ES EL MÁS BAJO DE LOS ÚLTIMOS 9 AÑOS

LAS EXPORTACIONES DE CARNE VACUNA CRECIERON UN 11% EN 2020, PERO EL CONSUMO INTERNO ES EL MÁS BAJO DE LOS ÚLTIMOS 9 AÑOS

La exportación de carne vacuna argentina continúa en crecimiento a pesar de la crisis económica mundial desatada por la pandemia de coronavirus y cerró los primeros nueve meses del año con números positivos en el acumulado, ubicándose como el más elevado volumen en más de dos décadas para dicho período.

En contraposición, el consumo por habitante afianza su tendencia a la baja, mientras que la participación del mercado interno en el consumo total se ubicó en el período enero-septiembre en su nivel más bajo desde 1996.

Así lo confirmó el informe económico mensual de la Cámara de la Industria y Comercio de las Carnes (Ciccra). Según la entidad, en los primeros nueve meses del año las exportaciones alcanzaron las 637.100 toneladas res con hueso (tn r/c/h), lo que significó un aumento interanual del 11,1% interanual. Este volumen le permitió absorber al sector exportador el 27,2% de la producción total de carne en dicho período para despacharla al exterior.

En cuanto al ingreso de divisas por las exportaciones de carne vacuna, los valores publicados por la entidad no alcanzan a septiembre, sino al período enero-agosto, ya que son realizados en base a datos oficiales, los cuales son publicados con un mes de retraso.

En ese lapso, se realizaron ventas por US$ 1.753,5 millones, lo que significó sólo un aumento del 0,5% interanual, a pesar de la suba en los embarques. Para Ciccra, “el mayor volumen se vio compensado en forma casi total por la retracción del precio promedio, traccionado por la baja que aplicaron los frigoríficos chinos en los últimos meses”.

Los menores precios pagados por China, que pasó de pagar US$ 5.000 por tonelada a finales de 2019 a US$ 3.381 en agosto, repercutieron en menores envíos al gigantes asiático, generando una suerte de corrimiento de las exportaciones hacia otros destinos que pagan mejores precios, como Estados Unidos.

De hecho, en agosto se concretó el tercer mes consecutivo con bajas interanuales en los despachos a China, que pasó de absorber el 89,% de la exportaciones totales argentinas en mayo al 62,3% en agosto y provocando que en dicho mes se contrajeran las exportaciones totales de carne vacuna argentina en un 1,9%. En contraposición, las exportaciones a Estados Unidos pasaron de representar el 1,8% entre enero y mayo al 8,8% entre junio y agosto.

En este sentido, el presidente de Ciccra, Miguel Schiariti explicó a Infobae, en relación a los menores precios que pagó China, comentó: “A mitad del año pasado, China tuvo una desesperación por salir a comprar carne, y el Gobierno le daba crédito a cualquiera que quiera importar carne. Todo esto generó un aumento de compradores que llevaron los precios para arriba a fines del año pasado. A partir de esta situación, cortaron el financiamiento y solo quedaron importando los grandes operadores, porque se le encarecía mucho la carne en el mercado interno chino. Como ellos no necesitan financiación, se sientan a negociar de otra manera y los precios cayeron cerca de un 30%”.

A partir de esto, el dirigente empresarial indicó que “se les está vendiendo menos a los chinos, mientras que otros buscaron otros destinos, como Estados Unidos que paga US$ 250 o US$ 300 más que China. Rusia está reaccionando un poco pagando mejores precios, como así también Chile e Israel. Sin embargo, ninguno de esos cuatro mercados logra compensar la caída del mercado chino”.

Consumo y precios

Si bien la producción de carne en estos nueve meses creció 2,6% hasta los 2,345 millones de toneladas, producto de una mayor faena de animales, que en este período creció 2,2% hasta las 10,365 millones de cabezas, la oferta al mercado interno y el consumo por habitante continúa en un constante descenso.

De ese total de carne producida, 1,708 millones de toneladas tuvieron como destino el mercado interno, marcando una reducción del 0,2% interanual y teniendo una participación en el total de la oferta del 72,8%, la menor marca en más de dos décadas.

En concordancia con esto, el consumo por habitante sigue afianzando su tendencia bajista, ubicándose en septiembre en , el nivel más bajo, por lo menos, desde 2011, según el informe de Ciccra. Esto representó una caída del 2,7% respecto al mismo mes del año pasado y del 12,5% (-7,2 kilos) en comparación con 2018. Cabe destacar que este volumen se encuentra 11 kilos por debajo de los registrado en septiembre de 2013.

Al respecto, Schiariti explicó que la baja constante en el consumo por habitante "se debe a dos motivos: el primero de ellos es económico, ya que la caída tiene que ver con la falta de poder adquisitivo. Sin embargo, hay otro factor importante que es el aumento espectacular que tuvo la carne de pollo y de cerdo. Hoy se está consumiendo casi la misma cantidad de carne de aviar que de carne vacuna, mientras que la carne de cerdo pasó de 4 kilos hace 5 años a 17 o 18 kilos ahora”.

Respecto a los precios, tanto del animal en pie como de los cortes al consumidor, tuvieron movimientos ascendentes durante septiembre. En lo que respecta a los valores en el mercado de hacienda de Liniers, la suba fue del 3,3% en promedio respecto a agosto, luego de que los meses anteriores hayan ocurrido subas de entre el 9% y 10,6%, lo que arrojo un acumulado del 73,4% respecto a julio del año pasado

En lo que respecta a la evolución de los precios de los cortes cárnicos en los mostradores del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), las mediciones de septiembre mostraron subas generalizadas, si bien a ritmos muy diferentes según carnes. En el caso de los cortes de carne vacuna, el precio promedio subió 2,1% con relación a agosto, acumulando un alza de 4% entre puntas de los últimos cinco meses y una suba de 23,2% en relación a febrero, tomando la cuarentena completa.

FUENTE: Infobae

Compartir