POR EL REBROTE DEL COVID SE DERRUMBAN EXPORTACIONES DE CARNE A EUROPA Y LOS PRECIOS CAEN HASTA 50%

POR EL REBROTE DEL COVID SE DERRUMBAN EXPORTACIONES DE CARNE A EUROPA Y LOS PRECIOS CAEN HASTA 50%

La segunda ola de la pandemia de coronavirus que afecta a varios de los países más relevantes de Europa en términos de importaciones de productos argentinos, está impactando de lleno en las exportaciones de carne vacuna.

En septiembre -último dato disponible- se exportó un volumen similar al mes anterior en torno a las 4800 toneladas, aunque con una baja sensible en los precios. Y en las últimas semanas, conforme avanzó el confinamiento por Covid en varios países, virtualmente se paralizó la comercialización.

"El mercado europeo está destrozado, no estamos embarcando nada, esta segunda ola de Covid ha afectado terriblemente la comercialización y de hecho, no tenemos valores", señaló Mario Ravettino, presidente del Consorcio ABC, que reúne a los mayores exportadores bovinos.

Los valores de 12/13 mil dólares la tonelada que regían hasta hace dos meses cayeron a 6000/6500, pero sin demanda real.

Ravettino admitió que los precios han caído en todos los mercados - también en China perdieron hasta 30% del valor- pero en Europa el tema es que se envían cortes de calidad destinados a hoteles, restaurantes, catering, y todo eso está parado.

Víctor Tonelli, analista del mercado de carnes vacunas, recordó que entre julio y septiembre, en Europa se pagaban precios de hasta u$s 13.000 la tonelada pero "ahora no se puede vender en u$s 7000 la tonelada".

Esto impactará en el resultado exportador, con caída de ingresos en divisas de entre 15% y 17%. "Los u$s 3500 millones del año pasado no creemos que este año superen los u$s 2900 millones", anticipó Ravettino.

Por su parte, Tonelli destacó que "China tiene buena demanda pero ahí también los precios han bajado".

Mientras en 2019 llegó a pagarse un precio récord de u$s 6500 la tonelada hoy ronda los u$s 4600, tras haber tocado mínimos de u$s 3600 la tonelada. Es un mercado abastecido exclusivamente buscando volumen y no con cortes de calidad.

Pese a todo, el año igual terminará con casi 950.000 toneladas exportadas entre carnes frescas y congeladas (sin menudencias), indicó Tonelli, un número nada despreciable.

Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) apunta que en septiembre "tomando los precios de dos de los cortes más demandados por Europa como el bife ancho y el RAL Hilton (bife angosto, lomo y cuadril), se observa un derrumbe de más del 40% respecto de los valores pagados a principios de agosto".

El punto es que con el recrudecimiento del Covid y la vuelta de las restricciones a la circulación en países como Alemania, Países Bajos, España o Italia, hay menos compradores y no se sabe cuándo se recuperará la demanda.

El mercado europeo compra en general carnes enfriadas sin hueso, son cortes de alta calidad con muy buen precio, que incluyen la codiciada cuota Hilton.

Consultado sobre si esta dificultad temporal para colocar productos en la Unión Europea pone en riesgo el cumplimiento de la cuota Hilton, Ravettino aseguró que "vamos a poder cumplirlo, hay tiempo hasta el 30 de junio y esperamos que el año que viene las exportaciones se recuperen". Son 29.500 toneladas de cortes vacunos deshuesados de calidad superior.

Por su parte, el Instituto de Promoción de la Carne Bovina Argentina (IPCVA) indicó que la carne enfriada sin hueso representó en septiembre el 28,1% de las exportaciones. En contraste, los cortes de menor valor unitario, entre ellos los congelados sin hueso que se envían al mercado chino, explicaron el 66,6% de las ventas externas totales en el noveno mes del año y las congeladas con hueso el 5,1%.

El IPCVA destaca que en septiembre se embarcó a China el 72,9% de las exportaciones vacunas en volumen, tanto frescas como congeladas. En los primeros nueve meses de 2020 fueron a China 320.892 toneladas, sobre un total exportado de 440.341 toneladas.

La semana pasada concluyó la China International Import Expo (CIIE), la feria que desde 2018 organiza el gigante asiático para presentar la oferta de una amplísima gama de productos a sus importadores. Allí hubo un pabellón alimentario en que la oferta argentina incluyó carnes vacunas, vino, alimentos y productos del agro.

Desde el IPCVA destacan que en el marco de la exposición mejoraron los precios de venta, pasando de u$s 3800 promedio la tonelada para los 23 cortes congelados sin hueso a principios de año a "valores entre 4400 y 4600 dólares".

FUENTE: El Cronista

Compartir